Creme brulee


                                   

Hoy os traigo un receta fácil y se hace con unos ingredientes muy fáciles de encontrar.
Es uno de mis postres favoritos es la creme brulee. Creme brulee significa, literalmente, “crema quemada” y consiste en una crema cubierta con azúcar moreno que se quema con un grill o con un soplete. Estoy seguro de que en cuanto lo probéis os enamorareis de éste clásico tanto como yo. Además en la actualidad, podemos encontrar multitud de recetas, como cupcakes, macarons, cheesecake, donuts, etc, que han sido versionadas con esta deliciosa crema quemada. Creo que lo tiene todo, es suave, fácil de preparar y delicioso. ¿Qué más se puede pedir?  Espero que lo disfrutéis.


Ingredientes
Para la Créme Brûlée:
  • 200 ml de leche entera
  • 250 ml de nata
  • 100 g de yemas de huevo
  • 40 g de azúcar blanco
  • 35 g de azúcar moreno
  • Una rama de canela
  • Una cucharadita de vainilla
  • Azúcar moreno para quemar


Elaboración
  1. Comenzaremos hirviendo la leche y la nata en un cazo junto con la rama de canela y la vainilla. Una vez que hierva dejamos reposar media hora tapado el cazo para que infusione la canela. Precalentamos el horno a 150 grados con calor arriba y abajo.
  2. En otro bol batimos las yemas junto con los dos tipos de azúcar, e incorporamos la leche y nata colándola a través de un colador para que no caiga ningún trozo de la rama de canela.
  3. Rellenamos unas cazuelita resistente al calor y horneamos durante una hora y media. Una vez fríos espolvoreamos la superficie de la crema con el azúcar moreno y quemamos con un soplete de cocina. Y listos.!! como podéis ver es super fácil de hacer; os animo a que lo probéis y me contéis que os a parecido.

Comentarios